Chenoa

Entrevistas


Entrevista a Chenoa en la revista !Hola!

Cómo cambia la vida, Chenoa, ¿verdad?
Sí, es increible. Todavía estoy experimentando ese cambio. Antes trabajaba por las mañanas con mis niños como educadora infantil y, por las tardes, como solista de la orquesta del casino de Mallorca. Vivía sola en mi apartamento y estaba encantada. Ahora sigo encantada, pero ya no tengo casa y me paso la vida de hotel en hotel, de viaje en viaje, y eso para una persona tan casera como yo es un gran cambio. Pero el cambio principal que he experimentado es el de poder hacer por fin el disco que tanto había soñado, el poder probar algo que siempre quise hacer y saber si sí o si no.

¿Hay una Chenoa antes y otra después de operación triunfo?
Chenoa es el nombre, el producto, la guerra... Ella tiene su manera de llevar las cosas. Laura es la otra, mi otro yo, la que a veces no puede más y necesita que la acaricien el pelo o le den un mimo, la que quiere volver a casa. La Chenoa de antes era más insegura, pero se lo ha currado mucho. La Chenoa de ahora tiene más ilusión, más ganas de seguir luchando por lo que quede, que es mucho y, sí, más seguridad.

¿Sientes envidia sana de Rosa?
¡Pero si es la Rosa de España! Es un ser absolutamente puro y transparente, una de las personas más inocentes que he conocido en mi vida y tal vez sea esa mi única envidia sana, si se puede llamar así, porque me encantaría poder tener yo su inocencia. En eso no nos parecemos en nada, porque mi academia es callejera. Yo he visto de todo. He compartido con Rosa, cuatro meses estupendos, y , a nivel profesional, admiro ese vozarrón maravilloso que tiene. La admiro profundamente. Además ¡es tan fácil quererla, da tanto gusto!

¿Por qué crees que el público te eliminó?
¡Pues eso mismo me pregunto yo! ( Chenoa estalla en carcajadas antes de darnos una respuesta)
No, yo no creo que el público me haya eliminado, sino que no me votaron. Tal vez sea porque tengo una manera diferente de ser artista. Mi concepto del arte es diferente al de la persona que nunca ha trabajado con la música. Yo vengo de una familia de músicos y he cantado en público desde que tengo dieciséis años. Cuando salgo a un escenario, siento un inmenso respeto, me pongo muy seria, soy tremendamente disciplinada y me concentro demasiado, aunque lo disfruto tanto como los demás. Soy tímida y no canto ni por los pasillos ni en la ducha, para que nadie me escuche, pero cuando salgo a un escenario me transformo, se me evapora toda la timidez. Sólo siento ese respeto profundo por algo que para mí es sagrado. En estos cuatro meses de Operación Triunfo siempre se quejaban de que nunca daba el cien por cien en los ensayos y que luego, a la hora de actuar, salía con mil cosas que no había hecho antes y se quedaban todos alucinados.

Se ha dicho de ti que eres un poco prepotente. ¿lo eres?
Ser prepotente es tener la mente cerrada y pensar que lo sabes todo, cuando en realidad, tienes que seguir aprendiendo. En mi caso, no se trata de prepotencia, sino de claridad. Ser mujer en el mundo artístico no es nada fácil. Si cuando tengo que hablar en público no tengo las cosas claras, me pongo muy seca, soy muy parca y la gente me malinterpreta. Nunca hablo de lo que no sé con absoluta certeza ni de lo que no estoy segura. ¿Por qué voy a tener que hacerme la tonta cuando no lo soy, decir que sé algo cuando no lo sé o ponerme a coquetear para disimular? Mejor ser clara, que no es ser prepotente.

¿Eres una mujer segura de ti misma?
Laura es la insegura, Chenoa es muy segura. Ellas dos se combinan y logran un equilibrio. El no caer bien y que me juzguen sin conocerme me da miedo. Me molesta muchísimo la precipitación en el ser humano. No es que me dé inseguridad, sino que me hace retraerme. Es por culpa de esto que trato siempre de complacer a mucha gente y pierdo mi identidad por querer gustar, pero siempre ando ojo avizor a ser yo misma. Por eso creo que conmigo no hay términos medios: la gente me odia o me ama. Por eso también para muchos fue una sorpresa el que no quedara entre los tres finalistas del programa. Yo....lloré mucho, pero en casa. Ya lo he asimilado y es algo que no me ha afectado negativamente. Lo que sucede siempre es por algo bueno, y sé que lo veré con el tiempo. Hay que tener paciencia.

¿Cuántos hermanos y hermanas tienes?
Sólo un hermano, el más grande del mundo. Se llama Sebastián, tiene veintiocho años, dos mas que yo, y estudia Empresariales en Mallorca. Es de morirte de guapo, y tiene una novia polaca tan guapísima como él. Somos uña y carne y lo protejo con mi vida, hasta el punto que parezco yo la hermana mayor.

¿Y tus padres? ¿A qué se dedican?
Mi padre es el típico pater familias italiano. Su familia emigró a Argentina, que fue donde él creció. Mi madre es descendiente de libaneses. Mi abuela libanesa, a la que adoro, solía hablarme en árabe cuando vivíamos allí, en Mar del Plata. Su familia también había emigrado a Argentina y ella se dedicó a cantar tangos. Todavía lo hace. Mamá y papá son músicos: él es bajista y ella, solista, y actúan como dúo musical en hoteles de Mallorca como Alcudia, Playa Esperanza, Costa Azul, etcétera. Me llevo de maravilla con los dos, todos estamos superunidos. Para mí, la familia es lo más importante. Primero que me pase algo a mí que a ellos....

Cuéntanos tus comienzos en la música, Chenoa.
Cómo verás, crecí en un ambiente totalmente musical. Estudié dos años de piano, tres de solfeo y ocho de ballet que me apasionaba. Me faltaban dos años más para ser profesora, pero estas caderas de latina que tengo no me acompañaban así que lo dejé. Comencé a cantar profesionalmente a los dieciséis años. Yo siempre le pedía a mis padres que me llevaran a cantar con ellos y mi madre me prometió a los dieciséis que, si traía buenas notas, me llevarían. Un día ella enfermó y no pudo ir a cantar, yo tenía unas notas estupendas y la sustituí. Así fue como empecé. Después me metí en un grupo de soul y jazz que se llamaba Confussion, donde cantaba temas de Aretha Franklin, Patty Austin, Sarah Bergen...Tenía dieciocho o diecinueve años.

¿Qué hay realmente entre David y tú?
David es mi mejor amigo. El es en quien me apoyo, con quién más hablo, con quien tengo más confianza. Somos los únicos del grupo que hemos tenido experiencias similares. Él también estuvo con una orquesta, los dos tenemos un sistema de trabajo muy parecido...El resto no pienso contestarlo, es tema personal. Lo único que puedo decir es que es mi mejor amigo y un hombre con el que tengo total afinidad. Y además, sé que nuestra relación se va a mantener siempre.

¿Se parece entonces a tu hombre ideal?
Yo creo que el hombre ideal no te lo planteas ni de soltera. La vida te da siempre lo que siembras y la gente te aparece en tu camino en el momento preciso porque Dios lo quiere así. Pero desde luego que me encanta David. ¿A quién no le gusta, con esos rizos y esos ojazos? Es un chico ideal, guapísimo, de muerte, y toda España está suspirando por él. ¡A ver si voy a ser de plomo ahora!


Si sólo hay amistad entre vosotros, ¿qué piensas cuando ves lo que se dice y lo que se escribe sobre el triunfo del amor?
Me muero de risa y a la vez me parece alucinante el descaro. Resulta que si sales con un amigo a tomarte un café con tostadas y te hacen la foto en ese momento, son capaces de decir que nos cazaron en momento íntimo y que ese desayuno es la confirmación de nuestro flagrante amor. La canción Escondidosde Olga Tañón y Christian Castro, que hicimos David y yo juntos, ha sido el detonante de todo este invento. La realidad es que nuestra función ahí era darle vida a la letra de la canción y que el público viviera la historia a través de nosotros. Yo me desfogué en la interpretación, porque es un tema intenso. Abracé a David y en aquellos momentos viví apasionadamente la historia de la canción como lo hubiera hecho cualquier artista. Eso fue suficiente para que todo el mundo se creyera que entre los dos había algo. Ahí nació el cuento del Triunfo del amor. ¡Menuda novela!

¿Eres una mujer a la que importa el qué dirán?
Me influye de vez en cuando, pero sólo el qué dirán de la gente que me importa. De mí se ha dicho de todo...Cuido mi imagen porque soy consciente de que soy un ejemplo, de que mucha gente se fija en mí.

¿Cuáles son tus armas para seducir a un hombre?
Yo soy más chula que un ocho. No me importa seducir o no a un hombre, y creo que es eso, precisamente, lo que los seduce. No me tapo, me muestro siempre como soy. Al que le guste, bien, y al que no, andando. Claro que soy femenina, que me gusta arreglarme y que tengo toda la picardía y la coquetería que tenemos las mujeres, pero sólo las uso con quien me gusta. Y si el hombre me gusta...¡qué tiemble! Antes de lanzarme yo a la conquista de un hombre lo analizo muchísimo. Hay muchos guapos que te impresionan de entrada y luego no valen nada como personas. Si al final decido que me gusta, se lo digo directamente. ¡Ah!, y también me gusta que me conquisten, por supuesto. Lo que no soporto es el ligoteo. Prefiero tener buenos amigos y en paz. Por encima de todo, amo la estabilidad, tanto en las relaciones sentimentales como en el tener una casa. Novio y casa fijos, eso es super importante para mí.

¿Tienes más éxito desde que eres famosa?
¡Pues todavía no se me ha acercado ninguno! No he tenido la oportunidad de comprobar si todo esto sirve de algo...

¿Has tenido algún novio anteriormente?
He tenido tres, y todos me han durado bastante tiempo. Ya te decía que me gusta la estabilidad. La parte dulce e íntima mía la tengo muy, muy reservada y la he compartido con muy poca gente. Considero que las palabras están gastadas, y por eso no diría te quiero porque sí. La magia entre dos personas se forma y tú te das cuenta. Cuando le digo a un hombre que lo quiero, él sabe la fuerza y la verdad que encierran esas palabras, porque no las despilfarro. Mi primer novio fue a los catorce años. Era un compañero del instituto con el que salí un año y medio; el segundo me duró tres años y el tercero seis. Era un cubano que se llamaba Luis y era saxofonista. Trabajaba también en la orquesta del casino, como yo. Cuando nos hicimos novios, me marché de casa y me fui a vivir con él. Yo tenía diecinueve años. Un buen día la relación se acabó, pero hemos seguido siendo muy buenos amigos. Luis ha sido hasta ahora la relación más larga y significativa de las tres que he tenido.


¿Eres una mujer muy independiente?
Sí, me encanta la independencia. Creo que hay que saber mirar la soledad desde un ángulo bonito, porque tiene un lado muy chulo. Es un arma que tienes que saber usar para tu beneficio. Sólo cuando una persona no está a gusto consigo misma es cuando no soporta la soledad.


¿Te sueles crear muchos enemigos?
No creo que tenga enemigos, lo que pasa es que no encajo en el gusto de ciertas personas. A mí, por ejemplo, me encanta el rojo y al de al lado tal vez el verde. Nuestros gustos, obviamente no casan. La enemistad depende de la actitud del que tengas enfrente. Si esa persona acepta las diferencias, no tiene por qué haber enemistad. Lo que pasa es que la gente le cuesta mucho dar una oportunidad cuando la vida ya la ha quemado, y soy de las que piensa que todo el mundo merece otra oportunidad...Me gustaría que la gente me viese como la que realmente soy, como Laura.

¿Qué rasgos es el que menos te gusta de tu carácter?
El hecho de que a veces aplico el carácter en ocasiones donde no toca. Mi madre dice que esto lo iré moldeando con el tiempo, así que estoy esperanzada.

¿Y el que más?
Dejar que otros digan las cosas para no parecer prepotente.

¿Crees en el matrimonio?
No sé qué decirte...Creo en el respeto y en la convivencia, todo lo demás se da después. Hoy día se llama matrimonioa diferentes formas de convivencia. El vivir juntos, si hay amor y respeto, es una forma de matrimonio. No tendrá las ventajas de una relación legal, pero ahí está. Todo es posible. El matrimonio, para mí...todavía no lo sé. Creo que estoy en la fase de aprenderlo.

¿Eres una mujer de remordimientos?
Sí, cuando hago algo mal, claro que sí. Lo sé y me entran unos remordimientos horrorosos, pero luego siempre pido disculpas. Tengo muchísimo carácter y sé dónde hay que dar para hacer daño, pero en seguida me doy cuenta, me arrepiento y trato de rectificar.

¿Qué pasará cuando vuelvas a Miami?
Me gusta vivir el presente, el momento. El mañana no lo sé. Miami me ha encantado. Claro que pienso volver, por lo menos a tomar el sol.

¿Qué crees que al público no le ha gustado de ti?
Que soy demasiado tosca, clara y directa, y en parte tiene razón, pero es algo ques estoy tratando de mejorar, y lo intento por mí.

Chenoa, defínete en tres palabras.
Ni hablar. No me gusta definirme.


¿Vives ahora lo que siempre soñaste vivir?
No, vivo lo que siempre he luchado por vivir. Los sueños son muy bonitos, pero muy fáciles. Mi vida no ha sido de sueños, sino de muchas lucha. Nada me ha llegado quedándome sentada y de brazos cruzados. He invertido muchas horas en llevar tacones, de pie, cantando. Detrás de este éxito, de esta cara, hay mucha lucha, mucha gente que me ha apoyado, que me ha ayudado, que me ha seguido y que me ha hecho triunfar.

¿Qué no se sabe de Chenoa?
Lo mucho que llora cuando nadie la ve. Soy llorona...será porque así se me quita el estrés. Lo que lloro yo te aseguro que no llora nadie. Soy capaz de llorar tres y cuatro horas seguidas. Claro que después duermo de maravilla. Lloro porque soy supersensible. Por mi carácter me cuesta muchísimo pedir ayuda. Mi madre me dice que el día que necesite que me ayuden lo voy a tener que decir a voces, porque no se me va a notar. Por eso, a veces, veo cómo le echan una mano a otras personas y a mí, ni caso, y me duele mucho.

¿Piensa que le das miedo a los hombres?
Si el hombre es inteligente, desde luego que no.

Cuando David y tú os encontrasteis, ¿cómo estaba el noviazgo de él con su anterior novia?
Esto es muy de él, te lo tiene que contar él. Yo no contesto por él. Hasta ahora no me ha dado el permiso para hacerlo.

¿Consigues siempre lo que te propones?
Cuando quiero algo, lucho por ello con todo mi empeño, pero luego la vida te da lo que quiere y cuando quiere. La mayoría de las veces no se me han dado las cosas, aunque lo que más quiero es salud para mí y para los míos, y eso sí que lo tengo. Salud y empeño, sin eso no tienes nada.

¿Cómo es el disco que vais a grabar?
Es un disco pop, melódico, muy bien fusionado, que es lo que me encanta. ¡Es inclasificable! Aún no estamos seguros cien por cien, pero creo que se va a llamar “Chenoa”

¿Es el primer disco que sacas?
Sí.

¿Quién o quiénes han sido los compositores? ¿Y el productor?
Canto temas de Mary Mar, William Luque, Mariví, Alicia, Brian, etcétera. El productor es Carlos Quientero. Él y su equipo se merecen una matrícula de honor. Carlos es un genio, está haciendo una labor increíble. Hay dos empresas discográficas que lo llevarán :Zomba Records, que tiene el cincuenta por ciento, y Vale Music, que tiene el otro cincuenta por ciento.

ENTREVISTA DE CHENOA CON LA REVISTAHOLA. 11- ABRIL-2002 NÚMERO 3009


David Bisbal y Chenoa ya comparten alianza

 

20/7/2002
Chenoa, que luce nuevo corte de pelo, y David Bisbal presumen de llevar el mismo anillo.
Los cantantes, que recorren juntos España con su gira musical, siguen, sin embargo, jugando al equívoco

La pareja más de moda de Operación Triunfo está unida hasta en los detalles más pequeños, por algo lucen con orgullo dos anillos iguales en el dedo corazón de la mano izquierda. Con nueve conciertos a sus espaldas, cada día están más compenetrados y sonrientes.

Chenoa, ¿cómo es convivir con David Bisbal? Sólo diré que gracias a Dios nos han puesto en habitaciones separadas.
¿Nunca has entrado en su cuarto, ni siquiera por equivocación?
Bisbal: Sí, hombre, a pedirme una aspirina.
Chenoa: No, porque yo soy de las que nunca les duele la cabeza.
David, qué distinto está siendo este verano respecto al anterior, ¿no? Seguimos en la carretera, pero ahora es muy diferente. Voy a los pueblos donde estuve el verano pasado, pero como David Bisbal y eso me emociona.


Chenoa saltó la semana pasada a las páginas de los periódicos porque unas supuestas amenazas de ETA le habrían obligado a suspender su concierto en Vitoria: “Se ha cancelado por causas ajenas a mí; me lo han recomendado. Eso no quita que si me vuelven a invitar yo iría encantada. No he recibido ningún tipo de amenaza por ningún medio.” La cantante tiene claro que “lo mío es cantar, nada más”.

 

 

Entrevista publicada en el Suplemento "El Magazine"
del diario Información de la provincia de Alicante de 21 de abril de 2002.


CHENOA
Destacó en medio del grupo de jóvenes que compitió en el programa televisivo OT por su mayor profesionalidad y sobre todo por su personalidad. Eso no le sirvió para ganar, pero sí para apuntalar una carrera artística que va camino del éxito.

"MI SEGURIDAD, EN UN HOMBRE, HUBIERA SIDO ENSALZADA"

Mª Laura Corradini nació, hace 26 años, en Mar de Plata y quiso llamarse Chenoa desde el día en que una amiga de su madre le comentó que este nombre significa "paloma blanca" en la lengua de una tribu de indios americanos. Después de su participación en OT, anda metida en un lío entre la fama y el anonimato, pero el valor le sale por los ojos. Su paso -y el de los 15 integrantes del grupo- por el Palau Sant Jordi de Barcelona ha sido otra prueba de que estos chicos arrasan y generan pasiones por todo el país.
Expeditiva y tierna a la vez, genio y figura, pertenece a una familia de cantantes que emigró a Argentina y con los que se lleva mejor ahora que hace una década. Entra en el local tan decidida como de costumbre. Se gira y lanza un beso al aire que no parece ensayado. Fuera, en esta calle cercana al Park Güell, se han quedado decenas de chavales esperando un autógrafo suyo. Llevaban horas allí hasta que llegó ella en un taxi. Apenas la han visto unos segundos y ya se han vuelto locos. Ella, con su cazadora tejana y una rosa roja en el pecho; ella, de quien dicen que o se la ama o se la odia sin término medio; ella, con sus pantalones ajustados a lo que gusta llamar unas caderas latinas; ella, de quien dicen que ha abandonado a su novio, cubano, maduro y saxofonista, por un joven colega de pelo rizado, responsable de que rebaños de adolescentes vayan por el metro tarareando a grito pelado aquello de "Corazón latino".

Pregunta: Muchas cosas de golpe, no? No volvería al anonimato?
Respuesta: Tengo mi propia arma contra eso. Cada día me repito: "No te creas nada de lo que te está ocurriendo".

P.: Más de uno, al verla en OT, debió preguntarse: "¿Qué hace una chica como esta en un sitio como este?"
R.: En 10 años de trabajo nunca tuve padrino o un enchufe, nunca recibí más empujón que el de mi propio empeño, empecé de cero. Esta era una buena oportunidad. La música es una jungla muy difícil, y más siendo mujer.

P.: ¿Qué le ha costado por ser mujer que no le hubiera costado siendo hombre?
R.: A veces, simplemente, que te tomen en serio. Algo tan sencillo y estúpido como el respeto. De hecho, por tener seguridad, subir a un escenario y respetarlo, algunos han preferido llamarme prepotente, cuando los mismos valores, en un hombre, hubieran sido ensalzados.

P.: Dicen que usted era la más profesional del grupo. Dos años de piano, tres años de solfeo, ocho de ballet, tres años de inglés, dos de francés, dos de alemán, nociones de italiano, universitaria en Historia del Arte, en el escenario desde los 16…. ¿Por qué cree entonces que la eliminaron?
R.: Quizá la gente a la que yo gusto es el tipo de gente que no llama a estos programas. Eso lo he ido descubriendo a posteriori. Gentes que se engancharon, sin entender muy bien por qué, a un programa que nunca hubieran mirado.

P.: Pero en la eliminatoria aguantó y no lloró ante la cámara.
R.: Nuca. Yo me mentalizo mucho para lo malo. Considero que delante del público no puedes dejarte llevar. Tú eres artista, no actriz. Por eso me aguanté, por respeto.

P.: Dijeron de usted que era fría.
R.: La ejecución de la música contiene un aspecto técnico. Y creo que la técnica debe defenderse en primer término para que luego fluya, hasta el fondo, la parte sentimental. Y en una mujer eso no queda tan bonito. En una mujer lo que queda bien es hacerse la tonta -¿por qué debería simularlo si creo que no lo soy?-, enseñar un poco de pecho y vender algo de carne. Que no me busquen en ese huerto.

P.: Nació en Argentina, su padre es de origen italiano; su madre, de origen libanés, su abuela sólo habla árabe y usted vive en Mallorca. Es un elogio al cosmopolitismo.
R.: Yo soy de muchos sitios y de ninguno. Algo que te entristece cuando no encuentras sus raíces y que te ayuda cuando te das cuenta de que todas las calles del mundo tienen algo en común. Yo soy adoptada, me adoptó Mallorca. Y adoro esa tierra porque es la que me ha dado de comer, la que me ha enseñado a librar batallas, la que me ha dado cultura. Sería de desagradecidos decir lo contrario.

P.: ¿Piensa incluir alguna canción en catalán en su repertorio?
R.: Por supuesto! Un trozo de "La balanguera". "Jo xerro català perfecte" y he estudiado literatura catalana. Lo primero que hice al salir por la puerta de la academia fue decir -entonces sí que se me escaparon las lágrimas- que yo me siento mallorquina.

P.: ¿Cómo se define políticamente?
R.: No voy a pronunciarme por ninguna opción, simplemente porque mi público potencial puede ser de cualquier ideología y no voy a cerrarle las puertas.
Comentario de la periodista: Muy lista.

Y sigue el comentario:
Hasta hace poco, era una adolescente terca que trabajaba por las mañanas en una guardería y por las tardes cantaba melodías de Aretha Franklin en la orquesta del casino de Mallorca. Su madre le puso como condición para dedicarse profesionalmente a la música que antes estudiara. Ahora ha grabado su primer disco, el que Zomba Records pone a la venta este lunes, y está viviendo -con una intensidad que parece imposible de soportar en un ser humano normal-, todo este jaleo de viajes y maletas. Sus fans le envían camisetas -"saben mi medida porque de cintura para arriba soy bastante estándar" que se coloca, sin excepción. Le acerco una caja de caramelos con su cara estampada en la tapa. La he comprado en un todo a cien. La mira con cara de resignación y empieza a buscar desesperadamente un paquete de tabaco.

P.: Menos mal que tiene usted un vicio público. Porque era difícil de creer que en aquella academia nadie fumara, nadie bebiera, nadie practicara sexo, nadie soltara tacos, "buen rollito"… qué angelitos!
R.: Bueno, lo increíble pero cierto es lo del buen rollo. Pero, evidentemente, yo fumo y digo tacos, menos que antes, me controlo, pero de vez en cuando se me escapa un "joder". Sólo que ahora sé discernir cuándo está justificado y antes no.

P.: ¿En la academia le descubrieron algún defecto o alguna virtud nuevos?
R.: Aprendí a callar un poco más. He potenciado la discreción. Defectos me han achacado -fíjese qué curioso- los siguientes: que no tiemblo, que no lloro, que no me equivoco en las letras…

P.: Vaya, que no es frágil y eso no genera solidaridad.
R.: Claro. Pero la gente no sabe que la última vez que lloré a mares fue hace unos pocos días, en la habitación del hotel, escuchando parte de una mezcla de lo que he grabado en Londres. La pieza se llama "Una mujer" y dice que simplemente eres eso y no puedes siempre cumplir las expectativas de todos. Pero yo lloro a puerta cerrada.

P.: Usted no canta ni en la ducha ni por los pasillos.
R.: Nunca, me da vergüenza, no puedo, me parece trivial. La música, para mí, es un sentimiento demasiado serio como para vapulearlo. Yo prefiero ser la que canta en el escenario tan bien como sabe, saluda educadamente y luego se sienta en la silla, con espalda recta, hasta que tenga lumbago.

Comentario de los periodistas:
No tiene la candidez "naïf" de Rosa, ni le llora al público como Bustamante pidiendo que lo bajen del andamio, ni posee el señorío de Manu Tenorio, ni la sofisticación de Núria Fergó. Pero esta chica ya era alguien antes de entrar en el programa. Es magnética, gatuna, exótica, te puede y, como todos los felinos, araña si la acorralan. Cuando le preguntan si los hombres le temen, Chenoa contesta que los inteligentes no.

P.: A los 19 años se fue de casa, ha confesado tres novios oficiales y una auténtica vocación por las tareas domésticas…
R.: Me gusta fregar, limpiar, soy estrictamente ordenada, maniática con la ropa… disfruto con lo casero, necesito cerca mi suavizante y mi almohada.

P.: Le dirán que es un buen partido. Por cierto, permítame abordar el tema Bisbal .Hay quien dice que no hay ninguna relación entre los dos y que a usted le gusta jugar con esa ambigüedad.
R.: Leo versiones erróneas cada día, me da igual. Nunca he desmentido ni afirmado nada, que especulen.

P.: Ha dicho usted que ese chico está de muerte.
R.: Y es verdad. Pero yo sólo vendo mi trabajo. Jamás venderé una exclusiva, y si acaso algún día, por error, me llega dinero de alguna publicación, que sepan que lo daré a beneficiencia. He tenido la oportunidad de llegar al éxito por un camino más corto y no me ha interesado. ¿Por qué iba ahora a estropearlo?

P.: ¿Para el amor no hay espacio?
R.: Nunca ligas tanto como cuando no lo intentas.

 

Cara a cara. Entrevista a Chenoa para la revista Bravo




Su nombre de guerra es Chenoa, pero la mujer que hay detrás se llama Laura.Éstas son las dos caras de una moneda de platino que ha llegado a lo más alto.

Empezó demostrando a España lo que valía como finalista de OT, y se ha convertido en una de las mujeres más buscadas, tanto por su arte como por su amistad con Bisbal.Chenoa es puro fuego en el escenario, ha vendido más de 300.000 copias con su primer trabajo, que se llama como ella,y está más guapa que nunca. con una amplia sonrisa y mucho humor,Chenoa llegó a la redacción de BRAVO para contarnos como marcha su nueva vida.

Chenoa ya es un nombre famoso en el mundo de la música,¿cómo te sientes después de este exitazo? Estoy como en una nube,muy feliz.Ojalá que Chenoa tenga mucha vida artística, ahora me siento una privilegiada,pero es un mundo muy duro y hay que luchr mucho.Pase lo que pase,yo en mi casa sigo siendo la Laura de siempre y así voy a seguir.
Además ya has conseguido el triple disco de platino y tu primer single, "Atrévete", ha permanecido varias semanas en los primeros puestos.¿Cómo se te ha quedado el cuerpo?
¡Imagínate!Encima,sigo con mi gira individual,que es lo que más me entusiasma.Porque si todo este éxito me hace feliz,todavía más estar en un escenario,cantando mis canciones junto a mis fans.
Dos temas,dos tipos de mujer.¿Que diferencia hay entre la chica de "Atrévete" y la de "Cuando tú vas",tu nuevo single? La primera es una mujer con mucha fuerza, un a Chenoa más echada para adelante.La de "Cuando tú vas" es una mezcla más glamourosa,tipo Gilda,más mujer fatal,pero lo que quiere en el fondo es amor puro,no una relación cualquiera.Busca el amor de verdad y que no le vengan con tonterías. :¿Cuál de esos dos tipos de mujer va más contigo? Las dos la verdad.La combinación de ambas es bastante pasional y equilibrada. Me gusta.También tengo canciones más dulces y que me apetece que salgan en seguida.Ya tengo ganas de sacar mi lado más dulzón,más pastelito,como yo digo
Ya has grabado varios videoclip y la verdad...pareces toda una experte.¿Eres tan segura o es sólo apariencia?
Es que me encanta,¡lo paso bomba!Cada clip es otra historia,pero cuesta mucho trabajo.Para el de "Cuando tú vas",trabajamos 14 horas sin parar en Barcelona.
Tu disco tiene un poquito de todo:baladitas,marcha,medios tiempos...¿Con qué estilo te encuentras más a gusto? Siempre he dicho que lo que más me gusta es la música que viene,la fusión de estilos e instrumentos...Es ir probando hasta que sale lo que más te gusta.Tiro más,casi siempre,hacia una base pop,para luego ir añadiendo otros instrumentos y un montón de estilos. Dices en tu último single:"Cuando tú vas,yo ya he vuelto".¿Es ese tu lema también en la vida real? Lo hago cuando veo a alguien venir y me doy cuenta de que palo va.Tampoco es que quiera ir de sabiondilla,solamente que a veces te acuerdas de cosas con las que ya has tropezado en el pasado y te cubres las espaldas.
¿Como te sentiste la primera vez que viste un disco tuyo en una tienda? Imagina.¡Es que casi ni te crees que sea tuyo!Me puse muy contenta.Enseguida lo sentí como parte de mí.Pero también está el lado triste de verlo en la manta,pirateado.Cuando eso sucede,se te encoge el corazón y sigues caminando sin decir nada,porque quien lo vende no tiene la culpa de estar en esa mafia tan horrible.
¿Con qué temas del disco te identificas más? Como es el primero...¡con todos!Pero si he de elegir,"Cuando tú vas" la veo muy divertida, "Chenoa" me gusta porque la escribí yo y “Oye mar” porque es una gran versión. De “Una mujer” me encantan la letra y que derrocha pasión.
¿Fue muy especial grabar con Bisbal o como ya habiais cantado juntos en la Academia no lo fue tanto? Grabar “El alma en pie” fue divertido,pero no tan especial como estar juntos en el escenario.
Todos los temas hablan de amor desde puntos de vista diferentes.¿Los has vivido todos? No,lo que pasa es que son situaciones que a los autores de las canciones sí les han sucedido,y yo me intento poner en su piel para interpretarlas.
El look del disco es muy sexy.y ahora te has vuelto a cortar el pelo.¿Cuidas mucho tu imagen? Es que,como bien dice el lema,hay que renovarse o morir,pero adaptando la moda a tu estilo.Tampoco es que está pendiente de todas las tendencias,pero sí procuro fijarme en lo que me pueda hacer sentirme cómoda conmigo misma.

TOP SECRET -Tiene como amuletos todos los regalos que le envían sus fans,¡no se separa de ellos! -Se comería a besos los labios del actor George Clooney. -Su manía: que no le hablen por las mañanas cuando madruga. -Antes de salir al escenario necesita beber agua y estar sola.

Más Entrevistas


¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com